REQUISITOS DEL INGENIERO QUIMICO
 

LOS REQUISITOS DEL INGENIERO QUIMICO


  • ¿Cuáles son los requisitos necesarios para ser un buen ingeniero químico?

  • ¿Cualquier persona, después de aprobar los cursos universitarios correspondientes, puede ser un buen ingeniero químico?

  • ¿Existe algún filtro o evaluación no académica para lograr este objetivo?

Son preguntas que desde hace años, me formulo y he formulado a otros colegas. Básicamente, porque he conocido muchos colegas jóvenes que, francamente, no poseen las aptitudes, o actitudes, o incluso, conocimientos para ejercer nuestra profesión. Entonces, ¿Dónde estuvo el error en el sistema educativo? ¿Fue un error sistemático evitable o esto siempre ocurre? Después de 12 años de ingeniero químico, de haber trabajado como investigador y como profesional, pienso que ya puedo dar una opinión concienzuda sobre este tema clave, casi ontológico, que nos compete.

  • Requisitos académicos: Prácticamente en todo el mundo, las asignaturas de nuestra profesión son las mismas. Basados mayoritariamente en el modelo de las universidades norteamericanas. Superarlos, satisfactoriamente, constituye un primer gran filtro. Pero, ¿Qué es satisfactoriamente? ¿Basta con una nota aprobatoria, una nota de excelencia o una nota media, a la segunda o tercera vez de haber llevado la misma asignatura? Personalmente, opino que ninguna de las anteriores. Para evaluar la asimilación de los conocimientos académicos es necesario un enfoque diferente, el cual, lamentablemente, muy pocas universidades en el mundo, han llegado a implementar. Por lo tanto, el modelo imperante, de que una nota de excelencia demuestra esa asimilación, es un caso que debe ser tomado en cuenta cuidadosamente, cuando esa persona concursa por un puesto de trabajo, una vez terminado sus estudios. Soy partidario de la redacción y defensa oral de un informe técnico (tesina, proyecto fin de carrera, etc.) que permita evaluar con mayor integridad al futuro ingeniero. Sin embargo, esta idea posee tantas variaciones en la realidad, que en algunos casos, constituye una herramienta importante, y en otros, un mero trámite para cumplir con una formalidad irrespetada y anacrónica.

  • Requisitos personales: Los nuevos enfoques psicológicos en la selección de personal de las grandes empresas en el mundo, cada día, toman más en cuenta el aspecto personal de un profesional. Lo cual, estoy de acuerdo y paso a detallar. Aptitudes: agilidad mental, sobretodo numérica y lógica. Oratoria, no verborreica, sino concisa y precisa. Claro sentido de la responsabilidad y del deber, o sea, pro-ético. Actitudes: pragmatismo, diligente (un ejecutivo sin escritorio), económico (un ingeniero que no piensa en terminos monetarios, es un químico frustrado). Existen muchas más deseables, pero considero a éstas como las básicas.

  • Requisitos biológicos: Este es un aspecto, que muy pocas personas toma en cuenta en nuestra profesión, pero que algunos colegas lo han encontrado tan importante como los anteriores. ¿Una persona hiper-alérgica puede trabajar en una planta química? ¿Cuáles trabajos son aptos para las personas discapacitadas? ¿Conocen los estudiantes, los riesgos químicos y biológicos, a los que estamos sometidos en nuestra vida profesional cotidiana? ¿Saben que el índice de enfermos de cancer y otras enfermedades mortales, incluyendo mutaciones genéticas, es muy alto, en comparación con profesiones "normales"? ¿Saben que la misma bacteria que hoy les otorga un producto biotecnológico de alto valor agregado, puede también, enfermarlos? Muchas preguntas surgen cuando se toca este tema y que cada estudiante o joven ingeniero debe responder de acuerdo a su actividad o aspiraciones.

  • Requisitos éticos: Este último aspecto es una papa caliente, que muchos colegas, suelen pasar por alto o hasta olvidarlo deliberadamente. Formalmente, los colegios profesionales o las asociaciones gremiales de ingenieros químicos, exigen a sus socios o agremiados, el cumplimiento de un código de ética. Pero, ¿Cuántos de esos socios cumplen realmente con esos lineamientos? Para mí, eso es intrascendente saberlo, ya que siempre habrá profesionales probos y no probos. La cuestión aquí es otra: ¿La Universidad ha concientizado al estudiante en la importancia de actuar según un código de ética en el ejercicio profesional? ¿Existen mecanismos para corregir leve o drásticamente al estudiante, cuando se detectan conductas inmorales mientras están cursando la carrera? ¿Cuántas universidades imparten asignaturas de Ética en la carrera de IQ? Creo que últimamente, los manoseados temas de Écología, Responsabilidad Social, Calidad, Reciclaje, etc., encierran este tema, pero que en vez de tomarlo abiertamente, se prefiere ocultarlo, para evitar "malentendidos académicos". Sin embargo, pienso que una capacitación, evaluación y asimilación de este tema es un requisito importante para cualquier IQ, aunque haya obtenido o superado éxitosamente los anteriormente citados.

Por último, existe un requisito que va en solitario, pero que constituye un tema clave: la voluntad. Pienso que es un arma de doble filo. Hay que tener voluntad para adquirir o superar los requisitos anteriormente citados, y mucha más, si se desea desarrollarse profesionalmente. Pero, ¿Qué pasa con aquellas personas que son incapaces de adquirir o superar los requisitos y aun persisten en estudiar o ejercer la profesión? Sencillamente, eso no es voluntad, sino capricho. La voluntad es demostración de madurez psicológica, mientras que lo segundo, de inmadurez y una mentalidad infantil. Y aquí entramos a un tema tabú a nivel profesional: ¿Una persona inmadura, con grandes conocimientos y experiencia, se le puede considerar como un buen IQ? Lamentablemente, la vida suele darnos la respuesta a esta cuestión, de la peor manera posible: con crueldad.


 

Artículo tomado de la página
Ingeniando la Química
Realizado por el propietario de la misma
www.facebook.com/Ingeniandolaquimica

 
 
  Hoy habia 31 visitantes (52 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=